El neuromarketing

Arrobisima-Neuromarketing-Imagen

En un  mundo tecnológico, es común observar un avance muy pronunciado en todos los ámbitos. El marketing se ha visto envuelto en esta modificación y evolución es por eso que los estudios sobre el funcionamiento cerebral se han visto robustecidos.

El hombre es capaz de reconocer cuál es la estructura del cerebro y cómo trabaja. Aquí entra a tallar el término Neuromarketing.

Esta herramienta estudia, pues bien, el funcionamiento del cerebro cuando éste se encarga de la toma de decisiones para la compra. El Neuromarketing tiende a analizar a través de la neurociencia, la forma en que los diferentes estímulos publicitarios y de marca impactan en la respuesta del cerebro humano.

Las decisiones de los clientes tienen como base las sensaciones subjetivas sujetas a estímulos sensoriales. Estos estímulos se activan en el momento del consumo por debajo de los niveles de conciencia. Por ello, en ocasiones resultan inútiles los estudios de mercado, ya que analizan los niveles conscientes de los consumidores.

¿Cuál es la estrategia principal del Neuromarketing?

Mejora las técnicas y recursos publicitarios y ayudar a comprender la relación entre la mente y la conducta del cliente o la persona a quien va dirigido tu mensaje.

Sin llegar a la manipulación, el Neuromarketing puede persuadir, influenciar y, en algunos casos,  llegar a controlar las decisiones de consumo del cliente. Sin llegar a ser invasivas en las intimidad de las personas.

El Neuromarketing solo llegar a orientar las emociones personales hacia productos del mercado.

Objetivos y técnicas

El Neuromarketing llega a ser una tangibilización de las emociones y tiene por objetivos:

  • Conocer cómo el sistema nervioso traduce la cantidad de estímulos que el individuo recibe cada día en lenguaje cerebral y el procesamiento que se hace de los mismos.
  • Estudiar la efectividad de los mensajes publicitarios.
  • Orientar la selección del formato de medios más adecuado para la conexión emocional con el consumidor.
  • Estudiar la mente del consumidor a fin de predecir su conducta futura.
  • Desarrollar de manera eficaz todos los aspectos del marketing: comunicaciones, producto, precios, promociones, etc.
  • Mejorar el planeamiento estratégico de branding (marca) para centrarla en las verdaderas necesidades, expectativas y deseos del consumidor.

Arrobisima-Neuromarketing01-Imagen

 

 Tecnologías del Neuromarketing

  • Encefalografía (EEG): consiste en diversos electrodos conectados al cuero cabelludo que miden pequeñas distorsiones eléctricas. La actividad en la zona izquierda del cerebro se ha relacionado con estados emocionales positivos o el deseo de acercarse a un objeto (o persona).
  • Resonancia Mágnetica Funcional (fMRI): consiste en una resonancia magnética funcional mide la cantidad de oxígeno en la sangre (BOLD, Blood Oxigenation Level-Dependent) de zonas concretas del cerebro. Supuestamente un incremento del oxígeno está relacionado con un incremento de la actividad neuronal en esa parte determinada del cerebro. Además ofrece datos sobre estructuras del cerebro que están localizadas en zonas profundas de éste.
  • Magneto encefalografía (MEG): La EEG y la MEG son técnicas conceptualmente similares pero la MEG ofrece una calidad de señal superior y una resolución temporal muy alta.
  • Tomografía de Emisión de Positrones (PET): Mide la dispersión espacial de un radioisótopo administrado al sujeto analizado a través de una inyección. El escáner PET es capaz de detectar la radiación gamma producida por el isótopo, obteniendo así una imagen del metabolismo de la glucosa en el cerebro, y por lo tanto una indicación clara de los puntos con mayor actividad cerebral.
  • Seguimiento ocular (Eye Tracking): La información que recogen los sistemas de seguimiento visual nos pueden servir para conocer los recorridos visuales de los sujetos y crear mapas que señalen los puntos “calientes” de la imagen, es decir, los lugares en los que la vista se detiene durante más tiempo.
  • Respuesta galvánica de la piel: Las técnicas de medición de la respuesta galvánica también se utilizan en neuromarketing como otro indicador más del estado del sujeto mientras es sometido a estímulos (normalmente publicitarios). 
  • Electromiografía (EMG): Se utiliza para registrar microexpresiones faciales que están conectadas directamente con estados emocionales (electromiografía facial). Cuando somos sometidos a un estímulo (por ejemplo un anuncio de televisión), los músculos de nuestra cara se mueven involuntariamente como reacción a lo que estamos viendo. Es el equivalente a sonreir en respuesta a lo que estamos viendo, aunque algunas de esas expresiones son de muy corta duración y difíciles de detectar a simple vista.
  • Ritmo cardíaco: La velocidad de latido del corazón puede ser un indicador de distintas reacciones fisiológicas, como por ejemplo atención, “arousal” y esfuerzo físico o cognitivo.